Cuando recibo a alumnos para inciar una clase de Reiki de segundo grado, la sesión que mayor interés despierta en ellos es el reiki a distancia.

 

¿Qué es la curación reiki a distancia?

 

Cuando hablamos de Reiki a distancia especificamos que es una técnica dentro del sistema del Reiki la que posibilita iniciar una sesión con un paciente sin las limitaciones que nos ofrece el tiempo y el espacio.

El reikista amplia su capacidad de emitir su energía espiritual sin tener contacto físico con otra persona.

En pocas palabras, es una forma de practicar Reiki sin que el destinatario de la terapia esté en la misma habitación que tú.

 

¿Cómo se realiza y cuánto dura una sesión de Reiki a Distancia?

 

Una sesión de Reiki a Distancia suele durar de 15 a 20 minutos. Eso sí, si lo deseas puede durar todo el tiempo que quieras.

Cuando vas a realizar una sesión de este tipo, nuestros pacientes concretan una fecha y hora con el maestro Reiki que vaya a tratarla.

El paciente o receptor se colocará en una posición en la que esté relajado (acostado o en posición de meditación).

Antes de comenzar, el receptor nos envía una foto ofreciéndonos sus datos personales en la que se incluye su nombre, edad, lugar de residencia e información que quiera aportar para comenzar la sesión, como bien puede ser: problemas de salud, los objetivos o las expectativas que tiene al comenzar.

Estos detalles nos permiten a aquellos que dirigimos las sesiones de Reiki a conocer y conectar con nuestros pacientes.

 

¿Cómo podemos sacarle el máximo partido a una sesión de Reiki a distancia?

espacio en el que se practica el reiqui ausente

Hay varios factores que pueden ayudar a maximizar la eficacia de la sanación a distancia con el Reiki. Esto puede ayudarnos en gran medida:

  • Crea un espacio de relajación: poner velas, luces tenues, música relajante, incienso… todo aquello que te ayude a conectar con la sesión será un plus a la hora notar sus efectos.
  • Realiza ejercicios de meditación: recita los preceptos del reiki, siéntate en posición de meditación, realiza ejercicios de respiración inspirando y expirando conscientemente.
  • El Maestro Reiki debe visualizar al cliente como estuviera delante de él. Sintiendo como huele, viéndolo, oliéndolo… por ello es por lo que os hemos comentado que es importante que el reikista sienta a su paciente.

 

¿Qué debo esperar de una sesión de reiki a distancia si soy paciente?

 

Los clientes pueden llegar a notar sensaciones o alteraciones físicas durante la sesión de Reiki a distancia tal y como lo sentirían en una sesión convencional. Calor, hormigueos o sensación de tranquilidad, sosiego o relajación serán algunas de estas sensaciones.

 

Opiniones sobre una sesión de reiki a distancia

 

Como parte de mi proceso de mejora con mis pacientes y alumnos de la certificación de reiki de segundo grado les he pedido que respondan a un pequeño cuestionario.

A continuación tenéis las explicaciones que me han dado tras la práctica de la curación a distancia.

Raquel Yusá: es una periodista que trabaja en una empresa de marketing que, además está sacando la certificación de Reiki de tercer grado. Estas fueron sus sensaciones al realizar la práctica.

Estar ausente en una sesión de Reiki ha sido una experiencia fascinante. Realmente dudé sobre mi capacidad de dirigir una sesión de esta técnica de Reiki. Para mí ha sido un reto que ha puesto a prueba mi capacidad de aprendizaje

Para dirigir una sesión de este tipo hay que tener un nivel elevado y superar el reto ha supuesto una gran ilusión.

Trabajar con el símbolo de Reiki a distancia y el mantra HXZSN ha sido realmente un avance en mi formación como profesora.

 

Alejandro Fernández: es un profesor de yoga, padre de 1 hijo y graduado en el tercer grado de Reiki. Aquí está su experiencia:

«He aprendido que no sólo estando físicamente presente se puede realizar una sesión de Reiki. Esta técnica es igual de efectiva y poderosa que una convencional. Además, la ausencia física del paciente hace que conectes más con tu intuición y tu capacidad de concentración, mucho más que en una sesión física

Para la sesión hice un espacio espiritual utilizando música de John Levine para relajarme e hice ejercicios de respiración mientras olía el incienso a naturaleza y frutas que había encendido.

 

Rafael Locampo
«He de reconocer que era un tanto exceptico a este tipo de reiki. Durante la sesión sentí sensaciones que previamente había sentido con las sesiones presenciales. Mis pensamientos durante la transmisión de energía fueron de sensaciones agradables.«

Otros tipos de Reiki