¿Qué es el Reiki? Pasos para saber cómo funciona e iniciarte en una sesión de terapia 

La disciplina del Reiki es una técnica espiritual que proviene de Japón y el término significa “Energía Universal”. Se trata de una terapia holística cuya misión es equilibrar y armonizar los distintos planos del ser humano: el físico, el mental, el espiritual y el emocional. El Reiki puede llegar al origen de una enfermedad ya que engloba todos los niveles del ser humano.

La energía vital recorre el universo y cuando ésta se encuentra dentro de nosotros y, además, se encuentra equilibrada, experimentábamos bienestar. Cuando la energía está bloqueada y deja de fluir aparecen enfermedades y malestar en los distintos planos.

¿En qué consiste el Reiki?

A través de la imposición de las manos el practicante llega a reconducir la energía vital entre los chakras o centros energéticos, desbloquea el flujo natural de la energía vital del universo y logra reequilibrar el organismo en el plano físico, mental, espiritual o emocional. Todo esto produce un reorganización celular y mejora del sistema inmunológico lo cual llevará a una clara mejoría de la persona.

¿Es fácil de aprender?

La respuesta es fácil y concisa: SÍ. En uno de los cientos de cursos que se venden a través de internet o bien con presencia física del alumno en no más de 48 horas podrás aprender cómo realizar una sesión.

Pasos a seguir para hacer Reiki

A continuación vamos a explicar brevemente las preguntas más frecuentes que todos los neófitos nos hacemos cuando comenzamos con esta técnica Nipona. Eso sí, debemos prestar atención a las recomendaciones del Reikista, el cual será el que dirija la sesión.

Conoce más sobre los distintos tipos de Reiki

A continuación te mostramos información detallada sobre las distintas tipologías de Reiki

¿Cuánto dura una sesión y cómo comenzamos?

Una sesión de reiki suele durar unos 45 minutos y comienza con la presentación del paciente ante el Maestro de Reiki y una breve charla para analizar el desequilibro que trae la persona. La terapia reikie comenzará descalzándose los zapatos y quitándose los objetivos metálicos, a continuación, se tumbará sobre la camilla del terapeuta y se cubrirá a la persona con una fina sábana.

Tras acomodarse, el emisor de energía o canal realiza un chequeo de los campos energéticos, especialmente en los chakras y tomará conciencia de las sensaciones energéticas que se desprenden de ellos. Después, se puede utilizar la cristaloterapia o la aromaterapia para potenciar el equilibro y la armonía de la energía vital.

Tras la preparación comienza la imposición de manos en los distintos puntos energéticos, en zonas de la cabeza, tronco y extremidades. Se podrá entrar en contacto físico con el cuerpo o situar las manos unos centímetros por encima durante el tiempo que el terapeuta crea necesario para reequilibrar el organismo.

Una vez acabado el tratamiento de reiki se procede a chequear de nuevo los centros energéticos y se armonizan. Se trabajará a nivel del aura energética para unificar el campo energético y poco a poco la persona irá entrando en contacto con la realidad física que le rodea.

Vídeo reiki explicativo para principiantes

¿Qué cura el Reiki?

¿El Reiki funciona para tratar patologías? El Reiki trabaja en distintos planos y puede utilizarse en todos ellos llegando a conseguir una armonía y equilibro global en todo el organismo.

Distorsiones emocionales: ayuda contra la ansiedad

En el plano emocional, nos ayuda a eliminar emociones reprimidas que no hemos manifestado y se han enquistado a nivel físico y mental. Además, el reiki ayuda a eliminar estados de ansiedad e incitar a la relajación. También tiene importantes beneficios en las personas que padecen estrés, ayuda tanto a los síntomas como con las causas tratándolas a nivel inconsciente.

En su plano mental, reequilibrar la energía vital del organismo ayudará a tratar el insomnio ya que libera la carga mental y proporciona una sensación de paz y bienestar que influye a nivel físico y mental. El reiki, además, alivia el sufrimiento y malestar mental y la carga emocional que ello implica. Incluso podemos tratar trastornos alimenticios.

Patologías físicas: aplica sus beneficios sobre el cuerpo

A nivel físico nos ayudará a rejuvenecer el organismo, aumentar la vitalidad física, aliviar migrañas, estreñimientos y dolores menstruales y aporta grandes beneficios del reiki en el embarazo y posparto, niños y personas con ansiedad. También puede ayudar al cuerpo a luchar contra enfermedades virales e incluso en cáncer ya que dota al organismo de más fuerza y resistencia inmunológica.

Debemos tener en cuenta que esta técnica siempre debe ser complementaria, en el supuesto de que se esté llevando a cabo un tratamiento emitido por un facultativo, y nunca sustitutiva.

Principios del Reiki

El Maestro japonés Mikao Usui y fue quien enunció los cinco principios sobre los que se cimienta esta terapia alternativa.

  1. No te irrites (Okoru-na): el reiki nos enseña a tomar conciencia de las emociones negativas como la ira, el enojo o la agresividad y nos invita a tomar unos minutos de reflexión y relajación para gestionar esas emociones de manera no violenta, con calma y paz interior.
  2. No te preocupes (Shimpai Suna): nuestra disciplina nos enseña a ocuparnos en lugar de preocuparnos y centra nuestra energía vital en nuestro objetivo y centrarnos en lo que realmente deseamos, así como en lograr el equilibro y la armonía interior.
  3. Demuestra aprecio y gratitud (Kansha Shite): se trata de enfocarnos en dar las gracias por todo aquello que tenemos y agradecer a la vida en lugar de generar enfado y frustración por lo que no tenemos.
  4. Trabaja honestamente (Goo ha ge me): Significa poner lo mejor de nosotros mismos al servicio de nuestro oficio, ofreciéndolo con humanidad y generosidad.
  5. Se bondadoso con los demás (Hito ni shinsetsu ni): como establece la tradición japonesa, el reiki nos invita a mostrar respeto por los maestros, padres y antepasados.

¿Qué son los chakras y para qué sirven?

Los chakras son vórtices de energía situados en diferentes partes del cuerpo que forman nuestro cuerpo energético. Según la medicina tradicional china hay más de dos mil, sin embargo, son siete los más importantes.

Cada chakra está unido por un canal energético que se encuentra en la espina dorsal. Funcionan como válvulas que regulan nuestra energía vital a través de nuestro cuerpo y cuando uno se cierra la energía comienza a bloquearse y comienza el malestar o la enfermedad.

Los chakras también funcionan de manera holística en varios niveles del cuerpo ayudando a revitalizar en cuerpo energético y a la vez el organismo biológico. Cuando los charkas giran en sentido de las agujas del reloj significa que están abiertos y están canalizando la energía de manera correcta. Si, por el contrario, giran en sentido contrario nos quieren decir que están cerrados y no metabolizarán la energía al campo universal y si se mantienen cerrados puede conllevar a sufrir enfermedades o dolencias y a desequilibrar nuestro organismo.

Vídeo reiki para meditar y relajarse

Imágenes y fotografías de Reiki

Aquí podeís ver una fotogalería de imágenes en una sesión terapéutica de reiki.